Por qué consumir alimentos fermentados

Los probióticos o bacterias existentes en los alimentos fermentados mejoran la flora intestinal (también conocida como microbiota intestinal), lo que se traduce en una mejor asimilación de los alimentos y sus nutrientes.

Es por ello, que al consumir estos alimentos contribuimos al equilibrio, mantenimiento y regeneración de nuestra microbiota.

Dentro de sus beneficios, podemos nombrar los siguientes:

  1. Tienen la capacidad de reponer y apoyar nuestra microbiota (billones de bacterias que viven en el tubo digestivo). Lo que está directamente relacionado a nuestra salud digestiva y bienestar a nivel general.
  2. Los alimentos se hacen más digeribles. Esto se produce ya que la fermentación predigiere los alimentos, aumentando la biodisponibilidad de los nutrientes, eliminando ciertos antinutrientes, e incluso en algunos casos adicionando nuevos nutrientes. Por ejemplo, para aquellas personas que las legumbres les genera molestias estomacales o hinchazón, una excelente forma de consumirlas evitando esos malestares, es con el TEMPEH (alimento fermentado a base de legumbres, alta el proteínas).
  3. Es la forma más sana de preservar alimentos, lo que conlleva un aporte al medioambiente.
  4. Permite experimentar nuevos sabores. Se sorprenderán de las exquisitas preparaciones que se pueden hacer a través de la fermentación.